«Estamos trabajando en un proyecto que respete los derechos de los menores», aseguró Aníbal Fernández. El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos consideró que esa normativa debe velar por los derechos tanto «de los que están vinculado con delitos como de aquellos que no lo están, que son la inmensa mayoría».
El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, reiteró hoy que el proyecto en el que está trabajando el Poder Ejecutivo tiene como meta una ley «que respete el derecho de todos los menores, tanto de los que cometen delitos como los que no» para «eliminar la excusa tutelar por la cual son privados de la libertad sin ser juzgados».

«Queremos garantizar el proceso donde haya un abogado que lo defienda, un fiscal que lo acuse y un juez q lo juzgue» señaló Fernández en los casos de menores que cometen delito.

Fernández señaló que se está evaluando que la iniciativa contemple que «ante delitos leves, tenga una pena leve y si hay un delito grave, habrá una pena grave».

Fernández sostuvo que, más allá de los proyectos que debaten los diputados de la Comisión de Legislación Penal acerca de una ley penal juvenil, el Gobierno presentará el propio, habida cuenta de que actualmente «no existe un proceso con todas las garantías».

En declaraciones a radio Diez, aclaró que «el objetivo es eliminar la excusa tutelar por la cual los menores son privados de la libertad sin ser juzgados».

Asimismo aclaró que la nueva ley comprenderá la situación de los menores que delinquen y de los que no para evitar que «el juez que tutela (al menor) se adueña de la vida del menor y aplica en el menor abandonado la misma regla que al menor que cometió un delito» Agregó que el joven de 14 años que asesinó a Daniel Capristo de nueve disparos «comprendía la criminalidad de su conducta», aunque anticipó que la nueva ley que se sancione no regirá para este caso.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here