Más de 20 personas murieron este domingo durante un enfrentamiento entre bandas rivales en una prisión cercana a Caracas, la capital venezolana, informó este lunes el gobierno.

“Hubo un enfrentamiento entre dos grupos que se encuentran fuertemente armados dentro del penal”, dijo la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, durante una entrevista telefónica con emisora estatal Venezolana de Televisión. “Pasan de los 20”, afirmó Varela, al ser cuestionada sobre el número de fallecidos.

Según la ministra, entre los muertos se encuentra un familiar de uno de los presos.

El enfrentamiento ocurrió en la prisión Yare I, cerca de la capital, y para este lunes, la situación ya se encuentra bajo control, aseguró la ministra. “En estos momentos hay una calma absoluta. Está la visita dentro del penal, pero no se oye nada. Hay una tensa calma, como si no hubiera pasado nada”, afirmó.

Varios episodios de violencia se han registrado en prisiones venezolanas en los últimos meses. En julio pasado, la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela tomó el control de la cárcel de Mérida, en un estado en el occidente del país, tras un mes de conflicto que causó una veintena de muertos, según el gobierno.

El anuncio del traslado de un grupo de internos del centro penitenciario La Planta, ubicado en la zona metropolitana de Caracas, generó un motín el pasado 17 de mayo, el cual pudo ser controlado por las autoridades penitenciarias. El penal fue construido para albergar a 350 internos pero tenía 1.542 hasta mayo pasado.

En junio, el gobierno venezolano tuvo que emplear a la Guardia Nacional para controlar un motín que duró 27 días en la cárcel El Rodeo II, lo que se consiguió tras el traslado de 831 reclusos a otras cárceles.

La crisis en el complejo carcelario inició cuando las autoridades anunciaron el 12 de junio un operativo para retirar armas de El Rodeo I y El Rodeo II, luego de que en la primera murieron 22 personas y otras 12 quedaron heridas en un enfrentamiento entre bandas.

Según el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), formado por varias organizaciones no gubernamentales, en 2011 se registraron 560 muertos y 1.457 heridos en las 35 cárceles del país, que tienen capacidad para unos 14.500 presos, pero que albergan a unos 45,000.

En junio pasado, Varela informó que en los próximos dos años se construirán 24 nuevas prisiones para ubicar a al menos 6,000 personas que esperan un juicio.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre 2005 y 2009, un total de 1,865 reos murieron y 4,358 quedaron heridos en motines, riñas y peleas, algo que la comisión calificó como “alarmante”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here