cadaversofia2782 Se trata de la nena de 5 años que desapareció el lunes tras el crimen de su madre en la ciudad de Córdoba. Fue hallada esta mañana en el interior de un aljibe de un viejo molino en un maizal.

Sofía, la niña de 5 años que estaba desaparecida desde el lunes, cuando fue asesinada a golpes su madre, fue encontrada hoy muerta, dentro del aljibe de un molino, entre el barrio Sacchi de la ciudad de Córdoba y la zona de canteras de Malagueño, informaron fuentes policiales.

Los investigadores creen que la niña falleció el mismo día que se la llevó el sindicado asesino de su madre, cuyo cadáver apareció ayer en la laguna, donde aparentemente se suicidó.

El cuerpo de la niña fue encontrado esta mañana a las 11.30, dentro de un aljibe de un viejo molino que está en un maizal, en el camino entre Sacchi, donde vivía la víctima, y Malagueño, lugar en el que hallaron al sospechoso muerto Rolando Gaitán Juncos (23), a unos 20 kilómetros de Córdoba Capital provincial.

El jefe de la policía provincial, comisario general Alejo Paredes, dijo a la prensa que un grupo de bomberos que participaba de la búsqueda ayer había investigado ese pozo pero que un panal de abejas les impidió el acceso al mismo.

Además, la falta de luz y la profundidad del mismo también impidieron las tareas por lo que recién esta mañana, mediante un grupo electrógeno, se pudo observar el cadáver.

El lugar del hallazgo fue custodiado por unos 300 policías, que mantuvieron algunos forcejeos con familiares y vecinos de la víctima que querían acercarse al cuerpo. El cadáver de Sofía fue retirado de ese lugar cerca de las 14 por personal de la Policía Judicial, que lo trasladaron a la morgue para que los peritos forenses determinen cómo murió.

Los investigadores presumen que la niña fue asesinada por Gaitán, pareja de su madre quien, según los estudios forenses, se suicidó arrojándose a una laguna desde varios metros de altura, entre 48 y 72 horas antes de ser hallado ayer.

Sofía era buscada desde el lunes pasado, cuando la policía encontró asesinada a golpes a su madre, María Alejandra Arias (37), a metros de su humilde vivienda de barrio Sacchi. La policía llegó al lugar tras un llamado del propio Gaitán Juncos, quien confesó el crimen y anticipó que iba a matarse en la zona de Malagueño, donde finalmente fue encontrado.

Si bien nadie vio desde ese día a Sofía con Gaitán Juncos, desde el inicio se sospechó que el hombre la había secuestrado, por lo que más de 250 policías, a pie y a caballo, comenzaron a buscarlos intensamente, hasta con apoyo aéreo.

Es más, el gobierno provincial ofreció una recompensa de 50.000 pesos para quienes pudieran aportar datos para encontrarlos. Anteayer, en Malagueño, la policía halló una mochila con ropa de Sofía, e incluso algunos vecinos aseguraron haber visto por un monte cercano al propio Gaitán Juncos con la niña.

Un día después y en la misma zona, el cadáver del sospechoso fue encontrado dentro de laguna de una cantera por buzos del Grupo Especial de Salvamento (GES) de la policía, en un sector que tiene una profundidad de entre 15 y 20 metros.

El cuerpo tenía la misma ropa con la que el hombre había sido visto con vida por última vez, y presentaba heridas en la cabeza, aparentemente producto del golpe que sufrió al arrojarse al interior de la laguna.

Tras el hallazgo del hombre, los investigadores, a cargo de la fiscal Antonia de la Rúa, intensificaron la búsqueda de la niña en la misma laguna de la cantera, hasta que esta mañana la encontraron muerta en otro lugar.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here