Carlos Gardel es uno de los más grandes referentes del tango.

Tras una investigación que les llevó diez años, los autores de ‘El Padre de Gardel’ hallaron que Charles Romuald Gardes –su nombre de nacimiento- fue inscrito el 11 de diciembre de 1890 en el registro civil de Toulousse, en Francia. Y que su madre, Berthe Gardes, se vio forzada a emigrar al Nuevo Mundo, por la vergüenza que le causó a su familia al concebir un hijo de padre desconocido.

De más está decir que la revelación de esos datos en el libro, causó tanta conmoción entre los ‘gardelianos’ de Uruguay como entre sus pares de Argentina. Parecía que la polémica que recrudece cada vez que se conmemora la trágica muerte del cantautor, en un accidente acaecido el 24 de junio de 1935 en el aeropuerto de Medellín (Colombia) no tendría fin, hasta que los escritores galos Georges Galopa y Monique Ruffié, y el argentino Juan Carlos Esteban, dieron con la partida de nacimiento del legendario personaje.

Según contó Juan Carlos Esteban, las dudas y confusiones en torno al origen de Gardel se debieron a que al estallar la Primera Guerra Mundial (1914), el cantante de 24 años debía presentarse en el Consulado Francés en Buenos Aires para inscribirse y marchar al frente.

«Pese a que en conversaciones privadas Carlitos hablaba con orgullo de su ascendencia francesa, ese vínculo no era tan fuerte como el que sentía con Argentina. De modo que, valiéndose de un recurso legal, fue al consulado uruguayo donde mostró un documento apócrifo que lo hacía originario de Tacuarembó (Uruguay) y nacido en 1887, tres años antes de lo que señala la verdadera partida de nacimiento expedida en Francia. Poco después, Gardel pidió y obtuvo la nacionalidad argentina», dice Esteban.

Medios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here