«Los derechos y deberes de los padres son idénticos a los de las madres», precisó a Télam el magistrado, Lucas Aon, tras destacar que «actualmente hay un reparto de roles en cada familia que los jueces buscamos respetar».

En este sentido, si bien persiste la idea de que la madre es la que más se ocupa de los hijos, y de hecho se la ve más en los hospitales y escuelas, «hoy los padres hacen casi lo mismo que la mujer», señaló.

Del mismo modo, y mientras la sociedad actual asiste lentamente a cambios culturales respecto del modelo tradicional de familia, continúa dándose la situación de que «al separarse la pareja, el acuerdo de ambas partes es en general que los hijos se queden con la madre», precisó Aon.

«Pero también sucede -continuó- que el padre hoy discute más esta condición y tiene más exigencias respecto al tiempo de estar con sus hijos, porque hay una tendencia del hombre a asumir más responsabilidades y a participar más que antes en la vida de los chicos».

No obstante, la abogada Sandra Casal, especializada en Familia y Oficial Público del Registro Civil porteño, coincidió en que la tenencia de los hijos sigue siendo mayoritariamente de la madre «en un 80% de los casos».

Precisó, incluso, que muchas veces en que «hay tenencia compartida el papá sigue pasando alimentos a la mamá», en un marco que describió como de alto porcentaje de acuerdos entre padres y madres respecto de los hijos, que alcanza según su experiencia, el 90%, ya que «la mayoría se resuelve en la mediación».

Por su parte, Aon describió la llamada «tenencia compartida» como «el reparto de responsabilidades más allá el lugar donde esté viviendo el hijo; definir de qué se ocupa cada uno».

Para Aon «hay que fomentar, incluso modificar, leyes para crear la conciencia de que los hijos son responsabilidad de ambos, estén o no juntos, y reconocer la importancia del otro en la formación integral del chico, que ambos son indispensables; que la mamá sepa que cuanto más papá mejor, y viceversa».

Aquellas leyes de la década del ’80, como la del divorcio vincular y de la patria potestad compartida, produjeron un cambio importante en la vida familiar al situar de un modo distinto a la mujer y al hombre, y ubicarlos tanto en un plano de autonomía frente a la disolución del matrimonio como de igualdad frente a los hijos.

En este último plano, la ley establece que cuando los hijos son menores de 5 años la tenencia corresponde a la madre, salvo causas graves que afecten al niño.

El juez Aon destacó que incluso esta normativa «la estamos revisando, hay un movimiento tendiente a plantear, en principio, que la tenencia correspondería a la madre durante el amamantamiento, ya que luego ambos están en las mismas condiciones para ocuparse de los hijos».

En este sentido, el abogado Pablo Rotman, quien llevó adelante numerosos casos sobre tenencias y divorcios, precisó que «el régimen de patria potestad compartida no sólo establece la igualdad en la responsabilidad materna y paterna, sino que además define principios sobre la adecuada comunicación de los menores con sus padres».

Destacó que «a veces este principio es violado por disputas entre los padres, como es el caso de aquellas madres que no dejan que el chico vea al padre porque, por ejemplo, no pasa alimentos».

«Puede suceder -continuó- que el padre haya quedado sin trabajo y en ese caso puede apelar en los juzgados de familia invocando su situación, para poder mantener el vínculo y otras responsabilidades con su hijo».

Rotman recordó que hay distintas situaciones entre padres y madres en las que el hijo queda en el medio de una disputa, casos en que «se violan principios consagrados en la Convención de los Derechos del Niño».

En este marco, los especialistas plantearon la necesidad de no perder de vista el objetivo de la ley de patria potestad compartida cuando define que el fin es la protección y formación integral de los hijos, una responsabilidad que le cabe a la madre y al padre por igual.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here