El arma fue secuestrada con su carga completa de municiones.

Un allanamiento ordenado por la justicia local sobre una vivienda ubicada sobre calle Fausto Burgos, terminó con el secuestro de un revólver calibre 22 y municiones de diversos calibres. Se investiga si el lugar, era un “aguantadero”.

Un allanamiento efectuado por efectivos policiales sobre una vivienda ubicada sobre calle Fausto Burgos al 200 este lunes por la tarde, derivó en el secuestro de un revólver 22 con su carga completa (seis proyectiles), como así también trece balas calibre 32, un proyectil calibre 38 y tres proyectiles calibre 9mm.

Días pasados, el dueño de la vivienda allanada, fue denunciado por “amenaza con arma de fuego” a un vecino de la zona, investigándose si el lugar es un “aguantadero” donde malvivientes “guardan” sus armas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here