El ministro de Economía, Amado Boudou, presentó ayer los lineamientos centrales del proyecto de Presupuesto 2011, que prevé un crecimiento económico del 4,3 por ciento, una inflación del 8,9 por ciento, un dólar a 4,10 pesos.

Además, el gobierno contempla la implementación del Fondo de Desendeudamiento, que permitirá hacer uso de las reservas excedentes para pagar deuda por un total de 7.509 millones de dólares.

«Presentar este proyecto es una práctica importante para el conjunto de las instituciones de la República, ya que se trata del plan de Gobierno, ni más ni menos», indicó Boudou en la apertura de su presentación.

El jefe de la cartera de Hacienda, en una exposición que no superó la media hora, detalló los números que hacen al núcleo duro del Presupuesto 2011 ante un grupo de integrantes de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Participaron de la reunión de comisión, el presidente de la Cámara, Eduardo Fellner, el jefe del bloque oficialista Agustín Rossi, y los titulares de las comisiones de Presupuesto de diputados, Gustavo Marconatto, y de Senado, Eric Calcagno.

En su exposición, Boudou reivindicó la marcha del plan económico al firmar que con estas pautas se ingresará «en el octavo año de crecimiento consecutivo, son superávit fiscal y comercial, y con un tipo de cambio previsible, sin variantes bruscas».

«Nuestros números presupuestarios del sector público consolidado se ubicarán en torno a los 405.720 millones de de pesos, en tanto que la pauta para la administración nacional estará en el orden de los 372.911 millones de pesos», precisó Boudou.

Además, destacó que «las erogaciones para la educación estarán por encima del 6 por ciento del PBI, mientras que para el pago de la deuda serán del 2 por ciento, casi a la inversa de lo que sucedía allá por el año 2002».

Resaltó que otro punto importante será la inclusión en las partidas presupuestarias de la Asignación Universal por Hijo, que para «el Gobierno es una política central y tiene que ver con la educación y la salud».

Precisamente, dijo que en materia de educación, si a la Asignación Universal «le sumamos la entrega de computadoras portátiles estamos ante un hecho revolucionario en lo que hace al desarrollo de la niñez».

El ministro también hizo hincapié en que «la carga de la deuda sobre el PBI es cada vez menor» y subrayó que la «obra pública será uno de los ejes de la presencia del Estado en todo el país».

«Este Presupuesto que ponemos a consideración incorpora la herramienta de la utilización de reservas excedentes para el pago de la deuda, a través del Fondo de Desendeudamiento, que tantas discusiones generó y tan bien funcionó», explicó.

En concreto, apeló a la memoria de quienes lo escuchaban para recrear la polémica que en su momento provocó esta cuestión, que a ocho meses de instrumentarse permitió «pagar deuda por un total de 4.662 millones de dólares».

«Cuando decidimos hacer uso de las reservas excedentes para el pago de deuda, teníamos un total de 47.969 millones de dólares en el Banco Central y ayer llegamos a los 50.996 millones de dólares, después de haber pagado deuda por un total de 4.662 millones de dólares», indicó.

En esta oportunidad, se incluirá un artículo para implementar un Fondo de Desendeudamiento que «se ubicará en torno a los 7.509 millones de dólares, que permitirá darle certidumbre al funcionamiento externo de nuestra economía».

«Esta herramienta va a servir para que la Argentina siga creciendo con un robusto superávit, más inversión pública y privada, y manteniendo la política de acumulación de reservas», concluyó el ministro de Economía, Amado Boudou.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here