La policía abrió fuego este jueves contra manifestantes en una mina de platino, luego de que estos intentaron atacar a los uniformados, en el mayor productor mundial del metal.

Aunque en principio dehabló de al menos 18 muertos, con el correr de las horas los medios locales indicaron que unas 30 personas serían las que murieron este jueves en Sudáfrica en la jornada más violenta de una semana de huelgas y protestas.

La agencia de noticias sudafricana Sapa informó en su página Web que las protestas se registraron en de la mina Lonmin Platinum, explotada por una firma británica y ubicada en Marikana, a unos 100 kilómetros al noroeste de Johannesburgo.

El tiroteo se produjo cuando la policía fue rodeada por algunos de los casi 3.000 mineros que se econtraban reunidos en un formación rocosa cercana a la mina.

Según SAPA y otros medios locales, la policía abrió fuego por el ataque de un grupo de hombres armados con machetes y lanzas, informó la agencia de noticias Europa Press.

Hasta el momento se desconoce si algún policía fue herido o perdió la vida durante la violenta jornada de huelga.

Los disturbios en la mina de Lonmin Platinum comenzaron el viernes pasado y hasta el miércoles habían causado la muerte de 10 personas en incidentes violentos entre los propios huelguistas, aunque también en enfrentamientos de los mineros con las fuerzas de seguridad.

El conflicto se inició como resultado del enfrentamiento entre dos sindicatos rivales, la mayoritaria Asociación de Trabajadores de la Minería y la Construcción (AMCU) y la Unión Nacional de Mineros (NUM), que comenzó el viernes tras comenzar la huelga.

Seis mineros, dos policías y dos guardias de seguridad murieron durante estos disturbios, por lo que la policía desplegó desde entonces un amplio dispositivo para contener a los manifestantes, que la prensa sudafricana cifró en al menos 3.000 personas.

El enfrentamiento territorial entre la NUM y AMCU empezó hace ya ocho meses y parece llegar a un punto extremo en esta mina de Marikana, lo que obligó a la firma que la explota a interrumpir la producción en todas sus operaciones en Sudáfrica, que representa un 12% de la producción mundial de platino.

La compañía dijo que perdió el equivalente a 15.000 onzas de platino en los seis días que lleva la interrupción de operaciones y que es improbable que la empresa cumpla con su meta de producción anual.

Sudáfrica alberga el 80% de las reservas conocidas de platino del mundo, pero los crecientes costos laborales y el fuerte descenso en los precios del metal precioso este año dejaron a muchas minas enfrentándose a fuertes obstáculos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here