Las tres nuevas víctimas son dos menores de edad y un adulto, de los cuales uno residía en Capital Federal y los restantes en la provincia de Buenos Aires, lo mismo que la niña fallecida el lunes, según confirmó esta noche el Ministerio de Salud. Además, se reportaron 138 nuevos casos y el total de pacientes asciende a 871. A partir de ahora, toda persona con enfermedad respiratoria aguda febril y más de 38 grados de temperatura será potencial contagiado.


Toda persona con enfermedad respiratoria aguda febril y más de 38 grados de temperatura será un caso sospechoso de gripe A en el área metropolitana, sin necesidad de registrar un nexo epidemiológico, según lo dispuesto ayer por el Ministerio de Salud, que informó de tres nuevos decesos a causa de esa enfermedad.

El parte diario sobre la influenza H1N1 suministrado por esa cartera indica que los muertos ascendieron a cuatro, pero las autoridades aclararon que no se debe a una mayor virulencia de la enfermedad, sino que se trataba de personas pertenecientes a grupos de alto riesgo de salud.

El informe precisa que ayer el Instituto Malbrán reportó 138 nuevos casos positivos, con un total acumulado de 871 desde el 26 de abril último, y descartó 65 muestras.

De las 3.080 muestras recibidas desde entonces, 1.437 dieron negativo y 772 continuaban en estudio, según el documento, difundido en una conferencia de prensa encabezada por la ministra de Salud, Graciela Ocaña.

El cambio más importante en la estrategia de lucha contra la gripe A, dispuesto ayer por el Comité de Expertos del ministerio, es la nueva definición de caso sospechoso destinada al área metropolitana, que fue calificada de transmisión extensa.

En ese sector, compuesto por las ciudades de Buenos Aires y la Plata y el conurbano bonaerense, se "suprime el requisito de nexo epidemiológico", expresó el viceministro de Salud, Carlos Soratti.

Desde ahora, continuó, en las áreas con transmisión extensa será caso sospechoso "toda persona que presente enfermedad respiratoria febril (38 o más grados de temperatura), en un espectro que va de enfermedad tipo influenza a neumonía".

Para las "áreas sin transmisión extensa" -el resto del país- no habrá cambios y se considerará caso sospechoso quien presente el cuadro descripto dentro de los siete días de haber salido de una zona "con transmisión humano-humano sostenida" o de haber tenido contacto estrecho con un caso confirmado.

Las zonas de transmisión sostenida entre humanos de influenza H1N1 son Canadá, Chile, Estados Unidos, México y el área metropolitana argentina.

Los decesos de ayer corresponden a dos menores de edad y un adulto, de los cuales uno residía en Capital Federal y los restantes en la provincia de Buenos Aires, lo mismo que la niña fallecida el domingo, la primera en morir en el país a causa de Gripe A.

La nueva estrategia epidemiológica también contempla focalizar las tareas en los grupos de riesgo, esto es, personas que por padecer enfermedades previas son más propensas a desencadenar cuadros graves, como los fallecidos.

Consultadas las autoridades sobre las características de los pacientes fallecidos ayer, Soratti explicó que "las historias clínicas de los casos los tienen en cada jurisdicción. No vamos a poder satisfacer esa inquietud. Deberán hacerlo las autoridades de cada jurisdicción".

Al respecto, Ocaña aclaró que en el caso de la niña muerta ayer, "fue en un hospital nacional (Posadas, en Haedo), por eso teníamos información".

Antes, el director de Epidemiología bonaerense, Mario Masana Wilson, anunció que por "el alto nivel de circulación del virus en el área metropolitana, se efectuará el análisis confirmatorio de gripe A sólo a los llamados grupos de riesgo", a quienes las gripe A y la estacional pudieran ocasionarle cuadros severos o fatales.

"Vamos a seleccionar a las personas respecto al criterio de riesgo. El resto, vamos a suponer que tienen una influenza y la estrategia es no medicar, porque no es factor de riesgo y estimamos que va a tener una evolución de gripe leve", dijo Wilson en otra conferencia de prensa.

En distritos donde la circulación del virus es menor o nula, "se continuará con las medidas adoptadas hasta el momento, entre ellas el cierre de escuelas o cursos toda vez que se detecte un caso confirmado o sospechoso", detalló el funcionario.

Durante ese encuentro, Soratti precisó que a los trabajadores de la salud se les está pidiendo un esfuerzo importante de adaptación a esta nueva situación, aunque "es un recurso humano que ya tiene la experiencia de la infección respiratoria aguda grave de todos los inviernos".

Sin embargo, ahora "hacemos una fuerte recomendación de utilizar todas las medidas de protección para evitar la transmisión no sólo de la Influenza A sino de todos los virus".

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here