taiana-235Al participar del acto por los 17 años del ataque terrorista, el canciller afirmó que se mantiene una búsqueda “irrenunciable” para lograr ese objetivo. Además, lamentó que «pese al tiempo transcurrido no ha sido posible castigar a los culpables”. También estuvieron el vicepresidente Julio Cobos, el embajador israelí y funcionarios porteños.

 

 

embajada-400

 El canciller Jorge Taiana destacó hoy la expulsión del país del obispo lefevrista que negó el Holocausto, al hablar en el acto de conmemoración del atentado a la embajada de Israel, a la vez que expresó que el esclarecimiento del ataque terrorista a la sede diplomática constituye un «indeclinable compromiso» del Gobierno.

«No puede haber lugar para aquellos que negaron el Holocausto y deshonran la memoria de todo un pueblo», señaló el canciller argentino y recibió el aplauso cerrado de los familiares y de los participantes de la ceremonia conmemorativa del hecho terrorista, ocurrido el 17 de marzo de 1992.

Taiana recordó que «por eso hemos actuado con firmeza al expulsar al obispo británico, Richard Williamson».

En la intervención, el canciller volvió a reiterar que «el esclarecimiento de estos actos terroristas y el castigo a los culpables constituye un indeclinable compromiso del Gobierno argentino», por lo que se trabaja «activamente en el ámbito nacional e internacional para erradicar y prevenir el terrorismo».

El ministro, en nombre del Estado argentino, colocó una ofrenda floral recordatoria de las 29 víctimas fatales.

En el palco, acompañaron al ministro de Relaciones Exteriores, el vicepresidente Julio Cobos, el embajador de Israel, Daniel Gazit; el jefe de Gabinete del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.

También estuvieron en el predio que ocupó la delegación diplomática israelí hasta el atentado el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco; su par de la ciudad, Mariano Naradovsky; el vicecanciller, Victorio Tacetti; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el embajador de los Estados Unidos, Earl Wayne.

El acto comenzó con el sonido de la sirena, a las 14.50, hora exacta en que se perpetró el brutal atentado, mediante un coche bomba estacionado frente a la puerta de la sede diplomática.

Rodríguez Larreta manifestó que «el ataque fue contra todos los argentinos, contra todos los porteños».

El embajador Gazit dijo que el atentado provocó «una herida profunda en un pueblo que asume la paz, el argentino y el israelí».

El representante israelí aseguró que los terroristas «no atacan países autocráticos, sino los democráticos» y agregó que «hay culpables no ajusticiados y responsables que están libres».

También hubo espacio para dos familiares entre los que hablaron. Primero lo hizo un joven de 19 años, nieto de una de las víctimas, quien pidió a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que haga «todo lo que pueda para poner fin de esta injusticia».

A continuación lo hizo la esposa de otra víctima, quien en nombre de los familiares solicitó que «se llame a declarar al ex presidente Carlos Menem y al ex ministro del Interior, José Luis Manzano».

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here