Cristina: “Cuantas más piedras algunos quieran poner en el camino, más fuerza me van a dar”

cristina2-470La Presidenta reafirmó su «decisión» y «vocación» para «profundizar el proceso de cambio y transformación». Además, llamó a «volver a articular todos los pedazos que como un rompecabezas fueron desarmando para desarmar al país de su potencial». Fue al anunciar en Córdoba la reestatización de la fábrica de aviones Lockheed.

 

cristina-400

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo hoy que no se va a «amilanar» ante aquellos que «ponen piedras en el camino para torcer la voluntad» y reafirmó que «cuantas mas piedras algunos quieran poner, en el camino, más fuerza me van a dar porque las mujeres somos así».

«No me voy amilanar como nunca lo hice. Cuantas más piedras algunos quieran poner en el camino, para torcer esa voluntad, más fuerza me van a dar porque las mujeres somos así, estamos acostumbradas a la adversidad y a trabajar el doble, a hacer esfuerzos dobles para que nos reconozcan», dijo Cristina al anunciar en Córdoba la restatizacion de la fabrica de aviones Lockheed-Martin, ex Area Material Cordoba.

La presidenta reafirmó además su «decisión» y «vocación» para «profundizar el proceso de cambio y transformación» en Argentina y sostuvo que el país debe recuperar el liderazgo continental que tenía en la industria aeronáutica y en la metalmecánica entre 1945 y 1965.

«Tengo toda la decisión y la vocación para profundizar este proceso de cambio y transformación. Sé que cada vez que se inician procesos de profundización en la transformación y cambio se tocan intereses, minoritarios pero poderosos», expresó la mandataria en la ex Area Material Córdoba.

El acto contó con una multitudinaria presencia de distintos sectores gremiales, como la CGT cordobesa, el gremio Luz y Fuerza, CTA, CTERA, organizaciones de derechos humanos, y agrupaciones políticas, como el Movimiento Transversal, el Partido Comunista, el Partido de la Liberación y el PeronismoMilitante.

Cuando la presidenta arribó, previo al discurso, recorrió la parte del armado de los aviones Pampa de la fábrica.

Entre las autoridades nacionales presentes estuvieron la ministra de Defensa, Nilda Garré, de Planificación, Julio De Vido, de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, y los secretarios de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y de Transporte, Ricardo Jaime.

Por parte de la provincia, se hicieron presentes el gobernador Juan Schiaretti, el vicegobernador Héctor Campana, y el intendente capitalino Daniel Giacomino.

En otro tramo de su discurso Cristina describió que al firmar el decreto de nacionalización de la fábrica de aviones, al que definió como un «instrumento estratégico del desarrollo nacional», recordó los procesos de restatización de Aerolíneas Argentinas y de los ahorros de la jubilación privada.

«Es el compromiso que en 2007 asumí ante todos los argentinos, de profundizar el proceso de cambio y transformación que iniciamos en 2003, para recuperar instrumentos estratégicos que tienen ver con los éxitos más resosnantes que tuvimos como país» sostuvo.

Dijo que «pocos lugares» como esa fábrica en Córdoba «reflejan la historia de nuestros triunfos, capacidades y talentos», como así también de las frustraciones nacionales.

«Acá hubo un plan estratégico para desmontar prolijamente instrumentos de soberanía nacional, que implican tecnología, industria y trabajo, para convertirnos solamente en un país de servicios» indicó y afirmó que entre el 45 y el 65 «se produjo el desarrollo industrial más importante del país».

Destacó asimismo la impronta que le dio al proceso industrial aeronáutico cordobés el brigadier Juan Ignacio San Martín, quien en el primer gobierno de Juan Domingo Perón fue director del Instituto Aerotécnico de la Fábrica de Aviones de Córdoba e impulsor de su desarrollo.

«Aquí surgieron esos orgullos nacionales, base de nuestra industria aeronáutica, que produjeron el -avión- Pulqui, el Pucará y el Pampa. Todo se hizo aquí, junto con la moto Puma y el Rastrojero» evocó la presidenta.

«Eramos un país con futuro y presente, que generaba trabajo, tecnología y progreso, y una movilidad social ascendente que permitía a los hijos de trabajadores llegar a la universidad y ocupar las más altas magistraturas en los municipios, las provincias y también en la Nación», recordó.

Manifestó su compromiso para recuperar aquel fulgor y con la industria aeronáutica y la línea de bandera «hacer la punta de lanza del desarrollo industrial argentino».

«Tenemos que recuperar el prestigio perdido» dijo e indicó que la fábrica restatizada llevará el nombre del brigadier San Martín, «quien junto a tantos hombres y mujeres tanto amó este lugar y creyó en nuestra inteligencia y capacidad. Hay que honrarlos a todos».

También señaló que hay 237 pilotos de Aerolíneas capacitándose en el exterior y que el objetivo del gobierno apunta a «traer simuladores aquí y que vengan a capacitarse a la ciudad de Córdoba», además de lograr que «todo el mantenimiento pesado de la empresa se haga en este lugar».

Asimismo indicó que buscará que «aquellas empresas a las cuales les compremos aviones hasta que tengamos la capacidad de volver a producirlos enteramente nosotros, también tomen el compromiso de construir parte de los equipos aquí».

«Es la voluntad inclaudicable de ser un país con autonomía y soberanía nacional, eso nos moviliza y nos convoca» expresó Cristina.

(telam)