A los diputados les descontarán el día cuando falten a la sesión

Son unos 200 pesos. También habrá un castigo, de 100 pesos, por faltar a las reuniones de comisión. Harán cumplir un reglamento que existe desde hace años.

Aunque se acordaron un poco tarde, los diputados se pusieron de acuerdo para hacer cumplir el reglamento interno de la Cámara. Por eso, a partir del 1 de mayo, los legisladores que falten sin motivo, verán menos dinero en su bono a fin de mes.

Así, a quienes no vayan a la sesión o a los que se hagan los distraídos con el trabajo de comisiones, se les descontará parte de la dieta. Concretamente, cobrarán $ 200 menos por cada sesión ausente y $ 100 si el faltazo es en la labor de comisiones.

El nuevo funcionamiento fue propuesto por el presidente de la Cámara baja, Jorge Tanús, y acordado por unanimidad con todos los bloques. Hace tiempo que el justicialista pretende que sus colegas se pongan serios con sus obligaciones con el objetivo de que todos los que cobran una dieta participen activamente de los distintos proyectos que se proponen tanto en el recinto como en la labor diaria.

El artículo estipula descontar la 30 ava parte de la dieta (calculada en alrededor de $ 6.000) si la ausencia es en el recinto y la mitad, si es en las comisiones.

Para ello, en una primera instancia, se trabajó en la disminución de la cantidad de comisiones así como en la cantidad de integrantes por cada una. Es que como las mismas comenzaron a proliferar, los diputados se anotaban en más de tres o cuatro y -la mayoría de las veces- no podían cumplir con todas las citas debido a que solían superponerse entre sí.

De este modo, ahora hay nueve comisiones y la mayoría necesitará la presencia de siete integrantes para obtener el quórum mientras que dos de ellas -Legislación y Asuntos Constitucionales (L.A.C.) y Hacienda- quedaron conformadas por 11 miembros.

Antes, había un total de trece comisiones que requerían más legisladores para poder funcionar correctamente. La idea no sólo es que no se superpongan los horarios sino que, además, eso no se convierta en una excusa para faltar.

Ayer se estuvo evaluando dictar una nueva resolución que diferenciara las ausencias justificadas de las injustificadas para proceder a realizar los descuentos en el salario. Sin embargo, los diputados llegaron a la conclusión de que con sólo aplicar el artículo 41 del reglamento (ver aparte), sería suficiente.

La norma que rige el funcionamiento de la Cámara está en vigencia casi desde que funciona la Legislatura, pero recién se hará cumplir ahora. Si se entrega un certificado médico o si el cuerpo autoriza al legislador a salir de viaje por motivos laborales, entonces la falta no se descontará. De lo contrario, son varios los que corren el riesgo de cobrar menos a fin de mes.

“Nadie se opuso. Obtuvimos el aval político de todos los presidentes de bloque”, se jactó Tanús. En este sentido, el presidente de la bancada de ConFe, Andrés Marín, convalidó el comentario y agregó que la idea es materializar algo que desde hace tiempo se viene hablando. Para Alberto Sánchez, presidente del bloque demócrata, la idea de hacer cumplir el artículo es buena ya que en todos los trabajos es común que se les descuente el día no trabajado al que falta.

El rédito de evitar las avivadas se sumará al de acortar los tiempos de sesión ya que no habrá que explicar a los perezosos qué es lo que se está discutiendo en la sesión.

(LosAndes)