Se trata del establecimiento 1-360 Flavio Ferrari, que tiene una matrícula de 800 alumnos de Nivel Inicial y Primario, que pertenecen a distintas zonas de Guaymallén, en especial de la localidad de Puente de Hierro.

“Esta escuela está basada en el esfuerzo y la paciencia que han tenido los docentes y alumnos. (Ellos) cursaron en un tinglado, con muchas carencias, y hoy pueden disfrutar de este nuevo edificio, que es un modelo y un verdadero orgullo para Mendoza. Gracias a toda la comunidad educativa; ustedes fueron el motor de este sueño hecho realidad”, señaló el gobernador Celso Jaque, luego del tradicional corte de cinta.

El flamante inmueble, ubicado en la calle Pacheco s/n, tiene una superficie de 2.474 m2 y su construcción demandó una inversión oficial de $6.098.830. La obra fue financiada íntegramente con fondos provinciales y representa un viejo anhelo hecho realidad para la comunidad educativa del lugar.

Además de Jaque, en el acto inaugural estuvieron presentes el vicegobernador Cristian Racconto, el intendente del departamento, Alejandro Abraham,  la directora General de Escuelas, Iris Lima, los ministros de Infraestructura, Vivienda y Transporte, Francisco Pérez, de Producción, Guillermo Migliozzi, de Hacienda, Adrián Cerroni y los subsecretarios de Infraestructura Educativa, Roberto Pacini, de Gestión Educativa, José Rivas, y de Planeamiento Educativo, Livia Sandez, entre otras autoridades.

Tras 18 meses de construcción, el nuevo establecimiento ya está siendo utilizado por los alumnos y docentes, quienes anteriormente concurrían a un edificio alquilado al Club Social de Los Corralitos. “Mucho hemos peleado y luchado para que esta escuela fuera una realidad. Realmente este edificio era una necesidad para la comunidad educativa de Puente de Hierro y hoy lo tenemos. Quiero agradecer al Gobierno por todo lo que hizo”, indicó la directora del establecimiento, Nidia Ibáñez.

También la directora General de Escuelas, Iris Lima, resaltó la importancia que tiene el nuevo edificio para los habitantes de Puente de Hierro. “Hoy debemos agradecer a Dios porque nos da la posibilidad de poder inaugurar esta escuela. Porque con hechos como éste le ofrecen una mejor calidad educativa a los niños de la Provincia”, expresó la funcionaria ante el aplauso de los cerca de quinientos presentes.

A pesar del frío reinante en el lugar, luego de los discursos protocolares llegó el calor y el color a la ceremonia, que continuó con números artísticos interpretados por alumnos de la escuela y fueron seguidos atentamente por las autoridades y el resto del público. También participó del acto la banda de música de la Cuarta Brigada Aérea.

Detalles de la obra

El nuevo edificio de la escuela Flavio Ferrari sustituyó al antiguo, que sufrió un serio asentamiento del terreno y posteriores fisuras en estructuras, muros y aleros. Por esta razón, la Subsecretaría de Infraestructura Educativa resolvió encarar la construcción del actual establecimiento, que tiene una superficie total de 7.563 m2 y una superficie construida de 2.474 m2, siendo de esta forma uno de los más grandes construidos en los últimos años.

Entre los aspectos más destacables de la obra, las instalaciones poseen una sala de tableros eléctricos desde donde se comanda toda la iluminación del edificio, evitando así que haya tomacorrientes en las aulas y esto pueda acarrear algún riesgo para los alumnos.

Cabe destacar que durante la construcción del edificio tuvieron que sortear las condiciones en la que se encontraba el suelo, para lo cual debieron terraplenar la superficie, levantándola más de un metro para conformar una base sólida para la edificación

Se construyeron doce aulas comunes, dos grupos sanitarios divididos por sexo, dos baños para discapacitados, un gobierno, una sala de informática, un centro de recursos pedagógicos, un laboratorio de ciencias, un playón deportivo y espacios abiertos para recreación y esparcimiento.

Sistema cloacal innovador

Uno de los desafíos más grandes que presentó la construcción de la escuela fue la instalación del sistema cloacal, ya que la red de cloacas no llega a la zona y la napa freática se encuentra muy alta. Por esto se construyó un lecho percolador, de 1.400 m2 siendo el más grande en  Mendoza, conformado por una gran cámara séptica donde se produce la digestión de la materia orgánica, y la reducción de sólidos mediante la acción de las bacterias, luego pasa a una cámara de bombeo y por impulsión el líquido va a un sistema de peines que se encuentra en el sector sur del edificio donde existen una gran cantidad de caños de pvc perforados y rodeados por una cama de ripio. De esta forma el líquido cloacal, ya con un grado importante de depuración se infiltra en el subsuelo.

(MendozaOpina)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here