Aseguran que los militares “piden que se condene” a los represores para empezar “a vivir en paz”

Según el juez Juan María Ramos Padilla dijo que las Fuerzas Armadas “quieren tener un Ejército para adelante”, y consideró que “hay dinosaurios” en sectores militares y judiciales “no fueron juzgados e intentan impedirlo”. Además, apuntó contra los magistrados subrogantes de la Cámara de Casación por falta de vocación democrática y de respeto a los DD.HH.

El juez de instrucción porteño Juan María Ramos Padilla aseguró que «los militares quieren tener un ejército para adelante» y agregó que «muchos piden que condenemos a los que hay que condenar o absolvamos a los que les corresponda y empecemos a vivir en paz».

El juez también puntualizó que «hay dinosaurios militares y civiles que no fueron juzgados y que intentan impedirlo», concluyó. Con respecto a la lentitud en las causas por violaciones a los derechos humanos, no estuvo de acuerdo con que la solución pasa por tener más jueces y mayor presupuesto.

Sostuvo que, cuando «yo era juez federal de Morón en la década del 80 manejaba sin problemas mas de 16.000 expedientes» mientras que ahora, dijo, «veo en mi juzgado de instrucción 110 por día y la verdad es que me aburro».

Ramos Padilla admitió que, con estas afirmaciones, «se van a enojar algunos jueces como ya le sucedió al camarista federal Eduardo Freiler» cuando denunció que ’hay jueces que no quieren ir a fondo’ en las causas por delitos de lesa humanidad, sin dar sus nombres.

Pero, dijo, «yo voy a darlos» y propuso «mirar a quienes están en la Cámara de Casación» mencionando a los camaristas Esteban Righi y Roberto Grispo y al fiscal general Juan Martín Romero Victorica, precisó.

En declaraciones al programa ’Periodismo sin Vueltas’ de radio América, el magistrado cuestionó la presencia de algunos jueces subrogantes en la Cámara de Casación y «en tribunales estratégicos» que, a su criterio, «no resisten el más mínimo análisis en materia de vocación democrática y respeto por los derechos humanos», subrayó.

Aunque estimó que probablemente no «exista un cajoneo» de las causas, «yo creo, dijo, que hay dinosaurios en los tribunales, mal intencionados que hacen cola para ver a cuantos milicos llevan en cana sin animarse a condenarlos» y en cambio recordó que en 1987, «en soledad», declaró inconstitucional la ley de obediencia debida, lo que le costó «recorrer por ese motivo, un largo camino de grandes dificultades», finalizó.

También, Ramos Padilla se refirió a la dura polémica que se desató por la inseguridad, afirmando que «uno mira las cárceles y es mentira que entran y salen, están llenas de gente estúpida» señalando que por este motivo se fue «una gran jueza, Cristina Camiña, harta de condenar tontos» porque «eso es lo único que hacemos, condenar tontos», enfatizó.

El juez explicó que «hoy el que decide qué delincuentes son llevados ante los juzgados, es un sector policial, gente que habla de justicia pero que no sabe nada», y sugirió a «quienes opinan sobre la seguridad, ofrezcan una mínima alternativa de solución y no sólo el diagnóstico», porque, «hace 30 años que escucho solamente el diagnóstico, que tiene que ver con cierta ideología», dijo completando sus declaraciones.

(Telam)