La Cámara Tercera de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la ciudad de Córdoba condenó a una concesionaria a devolver 7 cuotas de un plan pagadas por una clienta e indemnizarla con 2.000 pesos, por haber efectuado una «publicidad engañosa» sobre la venta de vehículos. 

Según el fallo divulgado hoy por la oficina de Prensa del Poder Judicial, el tribunal ordenó ese resarcimiento en concepto de daño moral por haber violado la demandada sus «deberes de informar y de obrar con buena fe y con lealtad comercial». 

La publicidad cuestionada consistía en difundir que una persona podía acceder a un vehículo con sólo abonar diez cuotas, pero el contrato de adhesión incluía anexos que exigían la liquidación de las cuotas 11 a la 30, mediante un solo pago, para poder retirar el coche. 

En la resolución, el camarista Guillermo Barrera Buteler indicó que «se ha tratado de una publicidad engañosa» porque el formulario que la concesionaria tenía para celebrar el contrato de adhesión al plan incluía en un anexo «exigencias mucho más gravosas que las publicitadas» para la adjudicación del auto.  «No sólo haber pagado las diez primeras cuotas sino, además, adelantar las veinte siguientes en un solo pago», precisa el juez sobre los requisitos no publicitados.  «Ello, además de constituir una violación al artículo 9 de la Ley 22802 (Lealtad Comercial), pone en evidencia un obrar de mala fe, tanto en la etapa previa a la conclusión del contrato como en la celebración misma, que encuadra en el párrafo final del artículo 37 de la Ley de Defensa del Consumidor (LDC)», señala el fallo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here