El Vaticano, dispuesto a discutir sobre el celibato

Así lo aseguró Monseñor Pietro Parolin, el próximo secretario de Estado del Vaticano tras ser elegido por el papa Francisco. Consideró que el celibato «no es un dogma de la Iglesia y se puede discutir porque es una tradición eclesiástica».

Monseñor Pietro ParolinEl celibato «no es un dogma de la Iglesia y se puede discutir porque es una tradición eclesiástica» aseguró Monseñor Pietro Parolin, el próximo secretario de Estado del Vaticano tras ser elegido por el papa Francisco para reemplazar al cuestionado Tarcisio Bertone

Al mismo tiempo, el futuro número dos de la Santa Sede matizó su afirmación y añadió: «El esfuerzo que hizo la Iglesia para estatuir el celibato eclesiástico debe ser considerado. No se puede decir, sencillamente, que pertenece al pasado», declaró ante un periodista del diario El Universal de Caracas Parolin, quien tomará posesión de su cargo en el mes de octubre.

Parolin consideró que Francisco está impulsando sus ideas reformadoras, y destacó especialmente su estilo sencillo y su ánimo de escuchar a las personas. Francisco «intenta de veras que la Iglesia pueda volver a tener una presencia significativa en el mundo de hoy».

Al ser consultado sobre su flamante designación, como número dos en la Santa Sede, dijo sentir una «grandísima responsabilidad» al ser elegido por el propio Francisco para ser su más estrecho colaborador «en esta obra de renovación que quiere hacer en la Iglesia Católica».

En cuanto a las expresiones vertidas por Francisco sobre la homosexualidad -quien se preguntó frente a un grupo de periodistas en su viaje de regreso del Brasil: «¿Quien soy yo para juzgarlos?»- Parolin aseveró que el Papa «está diciendo que la doctrina de la Iglesia es muy clara sobre este punto moral» y que si bien Jesucristo nos acepta tal y como somos, «nos pide que crezcamos y nos adecuemos a la imagen que él tiene de nosotros».