Por Walter Santander

Cuando la sensación nos engaña. Cuando todo parece que volvemos a ir para atrás hay datos que nos demuestran que la realidad es diametralmente opuesta.

Según los registros de la Dirección de Agricultura de la provincia desde el 2007 hasta hoy se han puesto en actividad 2318 hectáreas nuevas con la más diversa variedad de cultivares, por supuesto con los tradicionales en punta y tenemos 109 nuevos productores nuevos registrados.       

                                                                                                   

   La especie que más se ha plantado en este periodo aunque todo el mundo piense que es el ciruelo, fíjense que no, es el olivo que ha incrementado en 797 hectáreas la superficie  en este último año. Debo recordar que solo me estoy refiriendo al Departamento de San Rafal y solo a aquellas plantaciones registradas ante la Dirección de Agricultura. Las hectáreas de olivares en el 2007/08 eran 7.972, totalizando hoy en día 8.794.       

                                                                                                                   

   Segundo, en nuevas plantaciones si están los ciruelos que suman 10.097 hectáreas con 671 más que el periodo 07/08.    

  Luego vendrían las implantaciones de vid donde el parral lleva la delantera con 361 nuevas hectáreas puestas este ultimo año contra tan solo 24 de espaldero, aunque en este caso esta es la mayor superficie implantada con 10.847 hectáreas contra 4750 de parrales.   

                                                                                                                                      

 Siempre nos ha diferenciado con General Alvear el tipo de  variedades que nosotros tenemos. Mientras que los alvearenses poseen mayor cantidad de frutos de consumo en fresco nosotros nos dedicamos más a la industria.                                                                    

  No vamos a entrar en detalle sobre este particular ahora, pero si vamos a destacar que de un total de 4.612 hectáreas, 788 son de transporte y 3.815 para industria. Lo mismo pasa con los ciruelos que de 10.097 hectáreas, 878 son variedades para consumo en fresco y 9.146 para industria.   

  Algo que también sobresale de estos datos del RUT de la Dirección de Agricultura que al constatar la cantidad de hectáreas que destinamos a la agricultura, 50.330 efectivamente plantadas e inscriptas tan solo 804 se las destina a la horticultura, de allí que casi el 80 por ciento de lo que consumimos viene del norte provincial o de otros orígenes.   

                                                                                                                                            En frutos de pepita prácticamente no movemos la aguja provincial, como dice un amigo mío, tan solo tenemos 2.553 hectáreas de las cuales 1.868 son perales, 596 membrillos y 89 de manzanos. En frutos secos tenemos solo 268 hectáreas, 264 de nogales y 4 de almendros.    

                                                                                                                   De todas maneras los números generales nos demuestran que aun nuestros productores siguen esperanzados en el campo y la apuesta se reafirma con nuevos emprendimientos.

Cierto es que estos 4.119 productores empadronados deberían estar integrados porque esa es la única forma de poder luchar por precios justos y rentables y otras tantas cuestiones que hacen al desarrollo agrícola local.                   

 Esta es la realidad en números fríos. Depende de nosotros y nada más que de nosotros que le pongamos un dejo de humanidad a la cosa. Solo nosotros, sin mezquinadas y con una gran apertura solidaria podremos alcanzar el lugar que siempre debió ocupar nuestra agricultura. Tan solo de nosotros depende y allí esta lo importante y lo valedero, cuando lo logremos no habrá que agradecerle a nadie solo será la satisfacción del objetivo alcanzado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here