La divisa se reacomodó hacia arriba en la última parte de la rueda y alcanzó así su cotización más elevada desde la principios de octubre de 2002. En tanto, la Bolsa volvía a moverse en terreno positivo, a tono con el buen desempeño de los mercados extranjeros, y estaba 2,18% arriba

El dólar registró hoy un avance de un centavo en la punta vendedora, para cerrar en 3,78 pesos, mientras que a nivel mayorista terminó en 3,76 pesos por unidad luego de eliminar un leve aumento inicial.

En las casas de cambio el billete estadounidense se negoció a un promedio de 3,745 pesos para la compra y entre 3,775 y 3,78 para la venta.

En estos precios, el dólar minorista sigue en los niveles que había alcanzado a principios de octubre de 2002.

Hoy el Banco Central repitió con distinta intensidad la estrategia de los últimos días a través de dos frentes: en el «spot» con ventas para abastecer a la demanda y en las operaciones a futuro, con algo más de fuerza en las posiciones cortas.

Precisamente las propuestas de ventas en los plazos más cortos de los mercados de futuros y con precios que dan cobertura apropiada, estimulan el desarme de posiciones y el ingreso de divisas en el corto plazo, según los expertos.

Los contratos a término que vencen a fin de mes se resolvieron a 3,772 pesos (-0,05%), los de julio a 3,824 (-0,05%), y para los vencimientos de agosto se volvió a ofrecer 3,865 pesos.

Los analistas estiman que en las ruedas que restan para completar el mes el tipo de cambio se mantendrá con ligeras variantes dentro del rango alcanzado hasta hoy. Precisamente en el último tramo de la jornada la acción oficial terminó desacelerando el ajuste del dólar.

Los expertos interpretan que la intensificación de la intervención oficial indica que la fluctuación tolerada por las autoridades monetarias se moverá dentro de márgenes muy estrechos, con escasas chances de exhibir cambios significativos.

Por otro lado, en el segmento de los depósitos a plazo fijo las tasas de interés se mantuvieron en poco más del 12,00 por ciento anual, con rendimientos que superan el 13,00 para las inmovilizaciones de dinero que superen los sesenta días.

Según el último relevamiento del Banco Central, en el plazo de treinta días exclusivamente se ofreció una tasa promedio del 1,01 por ciento mensual, equivalente al 12,24 anual, mientras que los depósitos a sesenta o más días recibieron una tasa del 1,07 por ciento mensual o del 13,14 en términos anuales.

A su vez, la tasa Badlar -que pagan los bancos por depósitos de más de un millón de pesos a 30 días- promedió 12,93 por ciento anual en entidades privadas y 11,43 en los bancos públicos.

En la Bolsa de Comercio tanto las acciones como los bonos volvían a moverse en terreno positivo, a tono con el buen desempeño de los mercados extranjeros. El índice Merval estaba 2,18 por ciento arriba y en el sector de los bonos el Boden 2012 a avanzaba 1,89.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here