La Cámara Federal ratificó la decisión de la primera instancia de rechazar el pedido de Alberto Jacinto Kanoore Edul, quien está involucrado en la causa del atentado y solicitó presentarse como damnificado por presuntos ilícitos en la investigación.

La Cámara en lo Criminal Federal rechazó que un imputado en la causa por el atentado a la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA) actúe como querellante en el sumario sobre presuntos ilícitos en esa investigación, confirmaron hoy fuentes judiciales.

El planteo lo había efectuado Alberto Jacinto Kanoore Edul, quien se presentó como damnificado en la causa que instruye el juez federal Ariel Lijo.

El magistrado rechazó tenerlo por querellante, lo que fue apelado por el hijo del comerciante sirio Alberto Kanoore Edul, también involucrado en la causa del atentado.

La Cámara Federal, integrada por los jueces del fuero ordinario Carlos González, Jorge Rimondi y Gustavo Bruzzone, fijó audiencia para que el apelante expresara los fundamentos de su pedido de revocatoria de la decisión de Lijo.

Según las fuentes consultadas, a la audiencia del viernes último solo concurrieron los abogados del grupo Memoria Activa (integrado por familiares y amigos de las víctimas) y de los policías bonaerenses que estuvieron procesados en la causa que durante casi una década tramitó el ex juez federal Juan José Galeano.

Las normas procesales establecen que ante la incomparecencia del apelante, el recurso presentado se tiene por desistido, lo que dejó «firme» la resolución de primera instancia que rechazó la pretensión de Kanoore Edul.

El 18 de julio de 1994 un atentado con explosivos al edificio de la AMIA situado en la calle Pasteur 633 de esta capital dejó 85 muertos, centenares de heridos y multimillonarios daños materiales.

Luego de que el Tribunal Oral Federal Tres absolviera a todos los procesados, entre ellos el mecánico Carlos Alberto Telleldín y oficiales y suboficiales de la policía bonaerense, se abrió un sumario para determinar responsabilidades por irregularidades en ese sumario.

En un tramo de la causa que instruye Lijo se busca determinar si el ex presidente Carlos Menem y varios funcionarios de su gestión -entre ellos su hermano Munir, citado a indagatoria para mañana- obstruyeron la investigación en aspectos que implicaban a los Kanoore Edul.

La sospecha gira en torno a esclarecer si, en su momento, Galeano recibió pedidos para «abandonar» una pista que alcanzaba al comerciante sirio y a su hijo.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here