Misiones: tras el temporal trágico, en San Pedro todo es pura desolación

misiones_tormenta1El escenario es tétrico: montes pelados, casas destrozadas y electrodomésticos pasados por agua. Se puso en marcha la ayuda económica y social. Once muertos y 500 evacuados.

La tormenta que devastó la localidad de Santa Rosa, al norte de la provincia de Misiones, comenzó a iluminar medio cielo misionero el lunes a las 19. Dos horas y media más tarde, los constantes relámpagos multiformes que costeaban la ruta nacional 14 dejaban de ser una distracción del viajero aburrido para disponerse a cumplir la amenaza que significaban para los lugareños. Había comenzado una tempestad que durante media hora e inesperadamente pasó dos veces por el mismo sitio para no dejar casi nada en pie en un radio de un kilómetro cuadrado.

Era la mala noticia que traía el viento en una noche trágica que se cobraría nueve muertos (niños en su mayoría), una gran cantidad de heridos, muchos evacuados y gente que aún permanece desaparecida.