Reducir a menos de tres horas el tiempo que pasa sentado al día puede alargar en dos años sus expectativas de vida, afirman científicos en Estados Unidos.

Y si el tiempo que pasa al día viendo televisión se reduce a menos de dos horas, puede añadir otro 1,4 años a su vida, agrega el estudio publicado en BMJ (Revista Médica Británica).

Esa es la conclusión de una investigación sobre el impacto de una vida sedentaria en la longevidad que llevaron a cabo científicos del Hospital Brigham y de Mujeres de la Escuela Médica de Harvard y la Universidad del Estado de Louisiana.

Los estudios ya han mostrado que el sedentarismo tiene un impacto en la salud en general.

Se ha demostrado el vínculo entre la falta de actividad física y el riesgo de enfermedades como diabetes tipo 2 y trastornos cardiovasculares, como infarto o evento cerebrovascular.

Por eso las recomendaciones de salud en todo el mundo señalan que los adultos deben llevar a cabo al menos 150 minutos de actividad física moderada a vigorosa a la semana.

Sin embargo, el estilo de vida moderno requiere pasar gran parte del día sentado en un escritorio o frente al televisor.

Investigaciones en distintos países muestran que en promedio un adulto pasa entre cinco y seis horas al día sentado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here