Nicolás Castillo, el joven asesinado por otros dos jóvenes.

Son buscados intensamente por el crimen de Nicolás Castillo, que fue asesinado de dos puntazos; buscan sus imágenes en cámaras de seguridad que estaban instaladas en la calle. Se difundieron detalles del homicidio.

Dos chicos de entre 15 y 17 años son sindicados como sospechosos de haber cometido el homicidio que conmueve a la localidad bonaerense de Moreno.

A esta presunción se llegó en base a la declaración de un testigo presencial del hecho, llamado Héctor, quien relató que los agresores actuaron de manera «muy impune» y que, tras herir mortalmente a la víctima, uno de ellos «intentó sacarle las zapatillas» pero no lo logró.

Al ser consultado por los atacantes del joven, el hombre dijo que él vio a dos, que tendrían entre 15 y 17 ó 18 años, y que no daban la impresión de haber estado drogados.

Además el testigo recordó que vio el forcejeo y pensó «que estaban jugando de manos». «En un momento lo veo al chico este que cae, les grité (a los agresores) y salieron corriendo, aunque el más chico quiso sacarle las zapatillas», apuntó.

«No sé qué quisieron hacer, el celular lo tenía agarradito en la mano, no le sacaron nada», añadió Héctor, quien agregó que –al igual que una vecina- permaneció junto al joven herido mientras convulsionaba y perdía sangre en la calle, ya que la policía y la ambulancia «tardaron 15 ó 20 minutos» en llegar.

El detalle del episodio

Un jefe policial que participa de la pesquisa explicó que el hecho se produjo entre las 18.15 y 18.20 de ayer, en Estanislao Zeballos e Hipólito Yrigoyen, a una cuadra de las vías y a cuatro de la estación de trenes de Moreno, en el noroeste del conurbano.

En ese momento, Castillo caminaba hacia una parada de colectivos porque tenía planeado ir a visitar a unos amigos en la vecina localidad de Paso del Rey, cuando fue sorprendido por varios jóvenes que aparentemente lo amenazaron con un arma blanca y pretendieron robarle.

«Los delincuentes fueron entre dos y cuatro. Un par se le acercaron, pero se cree que había otros dos que los acompañaban a unos metros. Una de las hipótesis es que pretendieron robarle el celular y que el muchacho se negó a entregarlo», dijo el investigador consultado.

Sin embargo, los pesquisas no descartan otras hipótesis, como una venganza barrial, ya que algunos testigos dijeron que parecía una pelea entre jóvenes que se conocían.

Se cree que Castillo forcejeó con sus agresores que lo apuñalaron en el pecho en dos oportunidades, tras lo cual la víctima alcanzó a caminar unos metros y finalmente cayó desvanecida al piso.

Según el jefe policial consultado, Castillo recibió dos puntazos en el pecho a la altura del corazón y murió antes de que pudiera ser asistido por los médicos. Además, el pesquisa afirmó que en poder de la víctima se encontró el teléfono celular, su billetera, dinero y sus documentos, por lo que los asaltantes no lograron robarle nada.

Los delincuentes abandonaron la escena del crimen a la carrera y, aunque algunos vecinos los persiguieron, finalmente lograron escapar.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here