El imputado por el crimen de Garrido admitió haber disparado, pero acusó a su pareja

Néstor Luque asumió que en el robo al local en el que se produjo el homicidio se le escaparon dos tiros durante un forcejeo, pero dijo que al efectivo «lo remató» su Débora Acuña, quien también llegó a juicio oral como acusada.

Néstor Luque, el hombre que llegó a juicio oral acusado del asesinato de Aldo Garrido, admitió hoy que en el robo al local de ropa en el que se produjo el homicidio, ocurrido en febrero pasado, se le escaparon dos tiros durante un forcejeo, pero dijo que al policía lo remató su pareja.

«A mí se me escaparon dos disparos en un forcejeo», dijo Luque en su indagatoria ante los jueces del Tribunal Oral 5 de San Isidro, tras lo cual aseguró que a Garrido «lo remató» Débora Acuña, quien también llegó a juicio oral acusada del homicidio.

(Telam)