‘Manu’ regresó al país y afirmó que se repuso de la fractura en el peroné derecho. Sobre su futuro en los Spurs, el bahiense señaló que todavía no se habló sobre la renovación del contrato.

El astro del básquetbol argentino, Emanuel Ginóbili, quien regresó hoy al país afirmó que la fractura en el peroné derecho no le dejará secuelas y expresó que «todavía no se ha hablado nada» sobre la renovación del contrato con San Antonio Spurs, una vez que concluya el vínculo el año próximo.

«Manu» Ginóbili afirmó en una conferencia de prensa realizada este mediodía en el Hotel Panamericano que «estoy contento de volver después de un año a la Argentina».

«La verdad es que extrañaba mucho. No tengo ninguna ’bomba’ para tirar, pero sí que el sábado pasado me realizaron una resonancia magnética y una tomografía y los médicos de los Spurs me dijeron que todo salió bien».

Y agregó que: «La fractura en el peroné derecho no dejará secuelas, ya que alrededor del zona se ha formado una capa de hueso, que hizo que se solidificara muy bien».

«El cuerpo técnico y médico de los Spurs me dieron un plan de trabajo a realizar. Primero trotaré el primer día cinco minutos y lo iré intensificando. Debo agarrar estado físico, ya que no hice nada en los últimos dos meses, luego comenzaré a saltar y tirar al aro, y también a jugar unos minutos».

Ginóbili dijo que a pesar de las lesiones fue «una temporada buena» con los Spurs, «pero no jugué tranquilo, estuve preocupado y cauteloso. Primero fue el tobillo izquierdo, volví, anduve bien y luego se produjo la fractura. Realmente fue un año para olvidar».

Al preguntársele si le influyó mentalmente lo que le pasó con las lesiones, respondió: «Fue terrible, nunca me pasó en mi carrera algo así. Fue muy duro, lo de la operación y el estar parado en la última parte de la temporada. No pude disfrutar de los playoffs, y además vi a mis compañeros perder y me sentí frustrado por poder ayudarlos».

Sobre la renovación del contrato con los Spurs (el vínculo termina al final de la temporada 2009-2010), señaló que «comenzó a hablarse antes de los Juegos Olímpicos, se interrumpió por la operación y no se habló más. Al final de la próxima seré agente libre y allí veré que hago».

«Me gustaría quedarme para siempre en los Spurs, pero en la NBA uno debe acatar lo que dicen los dirigentes. Si deciden incluirme en un algún canje, haré las valijas y me iré», dijo. «Pero, repito, me gustaría terminar mi carrera en San Antonio, donde estoy muy cómodo, logré tres anillos de campeón y disfruté jugando al básquetbol», agregó «Manu».

Luego, Ginóbili expresó su deseo de «volver bien e ir por la reconquista del título. En San Antonio se habla de una renovación, pero no creo que seamos un equipo que ya cumplió un ciclo. No sé que harán los directivos, seguramente tratarán de conseguir refuerzos, pero para mí el equipo debe seguir así, con algunos retoques».

Cuando abordó el tema del seleccionado, sostuvo que «yo disfruto con la selección, pero ya sabía que no iba a ir al Premundial. Igual pienso que como sucedió en Las Vegas, Argentina va a clasificar para Turquía, ya que Sergio (Hernández, el entrenador) convocó a muy buenos jugadores, con talento y jerarquía para rendir en gran nivel».

Con relación al recambio en el seleccionado nacional, declaró que «es bueno que ante la ausencia mía, del ’Chapu’ (Andrés Nocioni)y (Fabricio) Oberto, Sergio haya llamado a chicos jóvenes, que tendrán un lógico fogueo y que van a ser la gente de recambio cuando nosotros ya no estemos».

«Pienso que Argentina tiene equipo como para conseguir la clasificación sin sobresaltos, y además está Luis Scola, que es un plus para el equipo».

Cuando se le requirió sobre que cosas debe mejorar en su juego, contestó: «Hace dos años nos propusimos con Greg Popovich que tenía que mejorar el tiro de media distancia, algo que no se pudo hacer la temporada pasada por la lesión en el tobillo».

«Mi objetivo es insistir en aumentar mis porcentajes en esos lanzamientos y tratar de conseguir dobles más fáciles», ejemplificó.

Ante una consulta sobre el rendimiento de los argentinos en la NBA, dijo que «el ’Chapu’ tuvo una temporada complicada. Las lesiones y al no encontrar su lugar en los Bulls, derivó en su traspaso a Sacramento. Mientras que Luis Scola es uno de los mejores pivotes en el mundo FIBA y fue importante en la campaña de los Rockets. Creció mucho y no tiene techo».

Y añadió: «(Walter) Herrmann no tuvo mucho tiempo en cancha, pero jugó buenos partidos, y Fabri (Oberto) también tuvo una temporada difícil, por el problema de arritmia y ello lo complicó, ya que jugó poco».

Destacó que lo sorprendió la eliminación de Cleveland Cavaliers, que ve partes de los segundos tiempos de los partidos de la final Lakers-Orlando, y que Kobe Bryant es el mejor jugador del mundo, que es capaz él solo de definir un partido, ya que mentalmente es mucho más que Lebron James, y que además tiene tiros ganadores.

También opinó sobre la liga nacional entre Atenas de Córdoba y Peñarol de Mar del Plata. «En infraestructura no se ha mejorado mucho, pero veo que sigue atrapando, observé las finales con dos estadios colmados y muy buen comportamiento del público», dijo el ídolo bahiense.

«Además, tengo amigos, juega mi hermano Sebastián y el equipo de mi ciudad. Por todo eso, me interesa mucho y la sigo permanentemente», remarcó.

Después de que ’Manu’ se lesionara el tobillo en los Juegos Olímpicos de Beijing, el periodismo de San Antonio cargó duro contra él.

Sin embargo, ello no repercutió en los hinchas de los Spurs. «En ningún momento noté ningún cambio en el trato de los aficionados que me alentaron y me apoyaron como lo hicieron desde que llegue», manifestó.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here