Ninguna fiesta por el bronce

scolaEl regreso de los argentinos a los vestuarios fue como si nada importante hubiese ocurrido.

«Estamos muy contentos por haber logrado el objetivo de clasificarnos para el Mundial, aunque sabemos que pudimos llegar más alto. Pudimos haber ganado la semifinal con Puerto Rico. Fue una lástima, se nos escapó por poco. Bueno, para eso son estos torneos, para aprender de los errores», explicó Leo Gutiérrez.

A la hora de considerar el valor de la medalla de bronce, se escuchó: «Tenemos el lugar que merecíamos. No pudimos dar más. Pasamos muchos problemas antes de llegar acá y empezamos el torneo con muchas dudas. Estoy contento porque revertimos una situación muy complicada», aseguró Pablo Prigioni. El técnico, Sergio Hernández, con rostro cansado y asumiendo que la noche anterior fue larga por el desvelo que le provocó la derrota con Puerto Rico, señaló: «Estoy muy orgulloso, lo vuelvo a repetir, por todo lo que entregaron estos jugadores y espero que no suene demagógico. Por algo son lo que son en Europa y se merecen todo lo que tienen. Siempre está comprometidos y dan lo máximo».