Finalmente se hizo efectivo el pedido del juez Luis Alberto Sosa ante la Interpol de Paraguay, para detener a Moria Casán por el hecho de apropiación.

La captura también afecta a Darío Garbellano y a su asistente Galo, en el marco de la investigación por la gargantilla desaparecida valuada en 80 mil dólares.

En una primera medida no se habían encontrado pruebas suficientes para imputar a la diva, por lo que se le concedió la libertad.

Ahora, un video de cámaras de seguridad la pondría en la mira nuevamente, sumado a nuevos testimonios de testigos.

«Lo que se ve allí es que habría mucha menos gente en el camarín de lo que había declarado Casán, por ende hace temblar su declaración. Se achicó el espectro y ya no hay tantos sospechosos», informó el periodista de Unicanal, Miguel Acosta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here