Cada vez son más frecuentes las patologías cancerígenas en mujeres que apenas superan los 30 años.

Un nuevo espacio impulsado por la Dirección de Salud del municipio de San Rafael en base a las políticas nacionales que se impulsan, haciendo hincapié en la salud ginecológica y oncológica. Actualmente, mujeres desde los 20 años, comienzan a desarrollar cáncer.

Durante las últimas dos décadas, cambios muy importantes se han dado en el comportamiento de enfermedades, que comúnmente solían afectar a mujeres mayores de 40 años, tal como es el caso de cáncer de cuello de útero y otras patologías semejantes. Hoy en día, estas enfermedades se desarrollan en mujeres desde los 20 años, con una gran cantidad de casos de mujeres que apenas superan los 30 años y ya han desarrollado algún tipo de cáncer. En base al desarrollo de programas nacionales y la implementación de la vacunación contra el Papiloma Humano en niñas desde los 11 años, la Dirección de Salud del municipio de San Rafael ha generado un nuevo espacio que apunta a la prevención del cáncer en base a estudios y detecciones tempranas de la patología.

Dr Samuel Barcudi, titular de la Dirección de Salud Municipal.

“Lamentablemente en nuestro país, no contábamos hasta hace pocos años, con herramientas que nos permitiesen avanzar en la lucha contra el cáncer por eso desde nuestra área hemos generado este espacio con la incorporación de la ginecología dedicada específicamente a temas como los Papanicolaou, ya que si bien existe esta especialidad en varios lugares, aún no  se alcanza a cubrir todo lo necesario, concientizando a la población como tarea primordial, sobre todo con el cáncer de cuello de útero, trabajando en la detección y diagnóstico del mismo, complementándolo con la ayuda de nutricionistas y próximamente se sumará también una psicóloga que va a trabajar con este equipo de profesionales”, puntualizó el Dr Samuel Barcudi, titular de la Dirección de Salud Municipal.

Dra Carina Herrera, Coordinadora Espacio de Salud de la Mujer.

Por su parte la Dra Carina Herrera, expresó: “Con esto buscamos salir a la población de manera más efectiva y con mayor cobertura de la población femenina, apuntando a mujeres de entre 20 y 65 años de edad que es la población d mayor riesgo de cáncer de cuello de útero. Para ello se ha establecido un cronograma con los centros de salud correspondiente, reforzando la presencia en aquellos que tienen una mayor población de asistencia, obviamente con anticipación para que estos centros informen a las pacientes que día se hará la toma de papanicolaou y aquellos casos que resulten con algún diagnóstico que requiera algún estudio específico como una colposcopia o una toma de biopsia, serán derivadas al hospital Schestakow”.

“No estamos exceptos al panorama que se vive en el resto del mundo, pero es importante destacar que es una patología prevenible mediante estudios sencillos y económicos, comparado con lo que significa una mujer de aproximadamente 30 o 40 años, con una patología instalada e invasora que significa cirugía o quimioterapia o radioterapia, que son valores de 8 mil o 10 mil pesos, cada una de estas terapias, contraponiéndose con lo que es un Papanicolaou. Buscamos la prevención que evite el tratamiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here