Diputados aprobó un proyecto de Gabriela Sánchez (PJ) que estipula que los Escribanos deberán informar a la Subsecretaría de Trabajo cuando autoricen un documento  que deje constancia del fin de una relación laboral.

La obligación de informar deberá cumplirse en un plazo de treinta días, según el texto del proyecto.
La autora de la iniciativa explicó que el proyecto tiene como objetivo que el Estado tenga mejor conocimiento del cese de las relaciones laborales para poder tomar medidas en ese sentido.
“El objetivo es que los escribanos contribuyan con informar a la Subsecretaría de Trabajo sobre las finalizaciones de las relaciones laborales que se produzcan en las escribanías mendocinas”, dijo Sánchez.
Según el texto, el control de los informes, estará a cargo de las Oficina de Inspección Notarial de la Suprema Corte de Justicia y los notarios que incumplan con las obligaciones estarán sujetos a sanciones disciplinarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here