Con el fin de diversificar la matriz energética hacia fuentes renovables y sustentables, se adjudicó el trabajo de relevamiento y actualización de estudios de Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos.

La Provincia contará con tres nuevas mini centrales hidroeléctricas gracias al trabajo de relevamiento y actualización de estudios de Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos que se adjudicó en un paso más de la política energética que busca diversificar la matriz energética hacia fuentes renovables y sustentables.

Al respecto Marcos Zandomeni sostuvo que “Mendoza tiene un gran potencial para aprovechar recursos como saltos hídricos, sol y viento y tenemos que enfocar nuestros esfuerzos en diversificar la matriz energética para el desarrollo de la provincia”.

Pablo Portuso, director de Energías Alternativas del ministerio de Energía indico que:“La idea es aprovechar los saltos hídricos de nuestros ríos no sólo para diversificar las fuentes de energía en busca de formas más sustentables, sino también para abaratar costos y acercar el servicio a poblados que no están en posibilidades de conectarse a la red
eléctrica”.

Actualmente, la matriz eléctrica de Mendoza se basa en el aprovechamiento de fósiles (petróleo y gas) con la consecuente emisión de gases de efecto invernadero que es necesario reducir. Además se suma que al tratarse de recursos no renovables el precio va en alza constante y es necesario buscar alternativas más económicas.

Según aportó Portuso, el costo de generación de cada Kw/H de energía térmica es de unos U$S 400, mientras que la energía solar cuesta alrededor de U$S 250, la hidroeléctrica U$S 170 y la eólica es la más barata, a unos U$S 120.

Además, las minicentrales tienen la ventaja de que sólo se tarda aproximadamente seis meses para ponerlas en funcionamiento. Por eso, desde el ministerio que conduce Marcos Zandomeni se decidió licitar el relevamiento de estudios ya realizados del sector, actualizarlos y elaborar un ránking de los hitos hídricos más aprovechables para luego licitar la construcción de las tres primeras mini centrales, de una serie que se calcula puede llegar alrededor de 150, que podrían aportar el 10% de la electricidad que se consume actualmente.

“Una vez que contemos con todos los datos necesarios, a través de la empresa de energía (EMESA) podremos comenzar a licitar las construcciones y será mucho más fácil atraer inversores ya que les vamos a dar todos los datos necesarios para que puedan evaluar de antemano la rentabilidad que les dejaría”, analizó Portuso.

La licitación para hacer el relevamiento la obtuvo la firma Toso Hermanos y Asociados (THYA), dedicada al diseño, construcción y operación de proyectos hidroeléctricos de Argentina y otros países de Iberoamérica, quien ofertó por un monto de $1.300.000.

El estudio debe abarcar el relevamiento y actualización de análisis preexistentes, el encuadre jurídico de próximas concesiones, el estudio económico y rankeo de las PAH para lo que se tendrá en cuenta no sólo el aspecto económico sino otras variables sociales como, por ejemplo, que el proyecto colabore con llevar el servicio a comunidades no integradas al Sistema Interconectado Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here