Del Potro analizó el encuentro que perdió ante Federer por una de las semis de Roland Garros. Admitió que fue la “prueba más fuerte” que tuvo, y señaló: “Estuve muy cerca de arruinarle la fiesta”.

El tenista argentino, Juan Martín del Potro, quien perdió hoy ante el suizo Roger Federer por 6-3, 6-7 (2-7), 6-2, 1-6 y 4-6 y quedó eliminado del torneo abierto de Roland Garros, afirmó sentirse triste por la derrota», aunque aclaró que «jugué un gran partido, pero no me alcanzó».

Apenado por haber estado muy cerca de vencer a Federer y meterse en la final, declaró en la conferencia de prensa estar «muy triste, jugué un gran partido pero no me alcanzó. Estuve muy cerca de arruinarle la fiesta a Federer».

«Fue un gran partido, los dos veíamos que no había huecos, estábamos pegando por todos lados y creo que la gente lo disfrutó. Me pone contento por los que vinieron a vernos y porque en Argentina vean que dejé todo hasta el final», indicó. Más adelante dijo que «no estaba cansado, después de ponerme 3 iguales en el quinto, podía seguir jugando el tiempo que sea».

Explicó que «no saqué bien en el final, del otro lado estaba Federer y por eso no pude meter primeros saques cuando más lo necesitaba. Igual saqué bien todo el partido y no perdí porque no funcionara el saque»

Sobre el público, que salvo un grupito de argentinos, que alentó constantemente a Federer y celebró los errores del tandilense dijo «el público me gustó, tuve la suerte de jugar contra Tsonga y Federer que son dos ídolos en la cancha central, pero de todas maneras, los argentinos y el público francés me trataron diez puntos y fue una sensación nueva y hermosa».

Y agregó que «Ojalá que algún día pueda ser un ídolo del mismo calibre que Roger para los franceses, así los tendré de mi lado». Resaltó que fue «fue la prueba más fuerte que viví hasta ahora, una semifinal de un Grand Slam contra Roger sabiendo lo que él está buscando en este torneo, lo cerca que estuve de ganarle y cómo se dio todo fue muy especial».

«Que sea joven y que pueda tener más posibilidades en el futuro ahora no me significa nada, ahora estoy mal tenga la edad que tenga», reflexionó.

«Di una prueba de carácter, salí a jugar mi partido, a disfrutar de la semi y creo que por ese lado lo hice bien. Quizá muchos esperaban que estuviera nervioso, pero le jugué de igual a igual, le saqué dos sets. Nunca le había ganado un parcial y estuve muy cerca» de ganar el partido, finalizó.

Ahora, Del Potro se irá unos días a Tandil a descansar y a prepararse para jugar en Wimbledon. Tiene pensado llegar una semana antes para disputar una exhibición y completar la preparación para el tercer Grand Slam de la temporada.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here