El proyecto apunta a evitar la contaminación visual en particular y de la contaminación ambiental en general y al mismo tiempo, modificar la Ordenanza Nº 1906 que data de 1959 y que regula el sistema de publicidad para campañas políticas en San Rafael. La norma propone como único sistema válido de publicidad, el denominado “sistema paloma”.

Grandes carteles se fijan de manera indiscriminada, generando además de contaminación visual, una contaminación ambiental.
Grandes carteles se fijan de manera indiscriminada, generando además de contaminación visual, una contaminación ambiental.

 

En los últimos años, la invasión de cartelería y espacios de publicidad, ha invadido el centro de San Rafael, generando un grado de contaminación visual importante en algunos lugares, además de una contaminación ambiental que “desvirtúa” el espacio público. En este sentido, el Bloque UCR de San Rafael integrado por los concejales Juan pablo Eraso, Gustavo Cañadas y Lucas Quesada, presentaron un proyecto donde se busca limitar los espacios para este tipo de cartelería.

Juan Pablo Eraso, Gustavo Cañadas y Lucas Quesada son los autores del proyecto.
Juan Pablo Eraso, Gustavo Cañadas y Lucas Quesada son los autores del proyecto.

El trabajo argumenta que «el abuso de ciertos elementos no arquitectónicos alteran la estética, la imagen del paisaje y generan una sobre estimulación visual agresiva, invasiva y simultánea, como carteles, cables, antenas, postes y otros elementos, que provocan contaminación no per se sino mediante la manipulación indiscriminada del hombre como tamaño, orden y distribución; convirtiéndose en agentes contaminantes.

La cartelera publicitaria o propagandística es el Agente más notorio por su impacto inmediato, y crea una sobre estimulación en el ser humano mediante información indiscriminada, y los múltiples mensajes que invaden la mirada, percibiendo un ambiente caótico y de confusión.

La simultaneidad de estos estímulos, por ejemplo, en los automovilistas, pueden llegar a transformarse en disparadores de accidentes de tránsito, dado que generan distracción e imposibilita la percepción de señales indicadoras de tránsito; actuando esta situación en detrimento incluso de los medios de comunicación.

Se ven fachadas destruidas u ocultas por la superposición de carteles, especialmente en época de campañas políticas. El espacio público se ve desvirtuado e invadido por pegatinas en postes y refugios, pasacalles y sostenes de carteles en cables; el tránsito peatonal entorpecido y la vegetación destruida dado que también se utilizan como soporte publicitario.

Agrega además que «en cada año electoral, se observa la Publicidad Política, sin orden y superponiéndose la carteleria; dispuesta en paredes con pintadas o pegatinas, que en algunos casos son acordadas con los propietarios de los inmuebles; colgadas en cables, pasacalles, etc, generando externalidades negativas y un impacto que…obliga a ser cuidadosos y a tomar conciencia sobre la necesidad de regular su uso o sugerir elementos que suplanten estas prácticas negativas».

 

El uso del espacio público para publicidad, muchas veces atenta contra los bienes públicos como en este caso, una garita de micro.
El uso del espacio público para publicidad, muchas veces atenta contra los bienes públicos como en este caso, una garita de micro.

 

Que se propone:

El Artículo 1, establece que “Prohíbase sin excepción la fijación de carteles o pintarlos en un lugar, con fines de propaganda de cualquier índole que fueren, en los frentes de edificios, paredes de cierres, columnas y verjas de los edificios públicos, en calzadas, aceras, banquinas, cordones, puentes, columnas de alumbrado público o domiciliario, plazas, parques, jardines y árboles, dentro de todo el territorio del Departamento de San Rafael”.

Establece además, que el Departamento Ejecutivo Municipal deberá ordenar y autorizar a los Partidos Políticos, el “Sistema paloma” de publicidad en la vía pública, entendiéndose “por vía pública a las calles, plazas, caminos, y boulevard, tanto en Ciudad como distritos, y en los espacios públicos que el D.E.M. crea conveniente implementarlo, previo acuerdo con los Partidos Políticos.

 

Publicidad en Sistema Paloma, el único que estaría habilitado de transformarse en ordenanza el proyecto.
Publicidad en Sistema Paloma, el único que estaría habilitado de transformarse en ordenanza el proyecto.

 

También aclara que se “permitirá la fijación de cartelería o pintura sin excepción en lugar de carteles de propaganda, únicamente en los frentes de edificios, paredes de cierres, verjas y columnas de las propiedades particulares, previo permiso por escrito del dueño del inmueble”.

En cuanto a las épocas electorales y respecto a los partidos políticos, establece que “Dentro de los 30 días de pasada la elección, los partidos políticos estarán obligados a desfijar o borrar los carteles. Caso contrario, lo hará de inmediato la Municipalidad con cargo al partido político correspondiente, cobrando por vía de apremio, los importes de los gastos que se originen”, donde el D.E.M. deberá exigir a los Partidos Políticos el estricto cumplimiento de la pieza legal, imponiéndose responsabilidades de retiro diario de las publicidades a fin de evitar su hurto, destrucción, pintadas o pegatinas que puedan dañar a las mismas, responsabilizando a su vez, los Partidos Políticos a una persona para cumplir con esta tarea, incluso aplicándose multas o sanciones a quienes no la cumplan; al igual que a los partidos que superpongan publicidad en la cartelería perteneciente a otros partidos.

Lógicamente, el incumplimiento de la norma, llevará acarreada una multa cuyos montos deberán ser fijados oportunamente, y en el caso de infracciones por parte de los partidos políticos, serán los partidos quienes deberán abonar las multas, de manera proporcional con las piezas gráficas en infracción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here