Grannobles, el ex jefe guerrillero fusilado.

Conocido como «Grannobles», este guerrillero llegó a comandar tres frentes y un bloque. Fiestas, alcohol y prostitución, entre las imputaciones para su ejecución.

La disciplina en el interior de la guerrilla colombiana es de lo más estricta. Cualquier error en el campo de combate o en la convivencia puede terminar en una corte de guerra. Las penas incluyen reclusión, penurias físicas e, incluso, el fusilamiento. Ese habría sido el destino de Noé Suárez Rojas, más conocido como «Grannobles».

La ONG colombiana Arco Iris, reconocida por recopilar información sobre el conflicto armado colombiano asegura que el hermano del abatido jefe militar de las FARC enfrentó una corta marcial en enero de 2012.

Según detalla el informe de la organización colombiana, tres graves acusaciones llevaron al guerrillero al “juicio revolucionario”:

1- En 2006, estalló la guerra entre las FARC y el ELN en Arauca. «Grannobles» no logró vencer al ELN y las FARC sufrieron una fuerte derrota al norte del departamento. “Aunque su hermano ‘el Mono Jojoy’ lo defendió ante el Secretariado de las FARC, un revés militar de este tamaño era imperdonable”, afirma Arco Iris

2- Tras la incapacidad militar, el jefe guerrillero se desplazó hasta Elorza, en la frontera con Venezuela. Allí se relajó: “Fiestas, licor en abundancia y hasta prostitución eran los rumores que llegaban sobre las andanzas del jefe guerrillero en Elorza. Las FARC llamaron al orden a ‘Grannobles’, pero éste nunca acató los llamados de atención”.

3- Cuando murió el “Mono Jojoy”. En ese momento, Alfonso Cano, máximo comandante de las FARC, envió una comunicación a varios jefes guerrilleros que se movían en zonas de frontera: “La guerra está acá y hay que combatirla acá”. Todos los mandos acataron la orden, menos Grannobles, que siguió cómodo en la frontera.

Su hermano, era conocido en la guerrilla por su dureza en la disciplina. Sus subordinados le temían, por lo que sus opiniones eran más que respetadas en el Secretariado. De hecho, “Jojoy” siempre defendió a su hermano menor.

En enero de 2012, con “Jojoy” ya muerto, “Grannobles” no tenía abogado defensor y el veredicto del “juicio revolucionario” fue unánime: “Fusilarlo por la falta de disciplina y la degradación a la que había llegado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here