Más de 200 mil contribuyentes regularizaron su situación y declararon casi 32 mil millones de pesos

CristinaLa Presidenta reveló que más de 200 mil contribuyentes normalizaron su situación con el fisco a través del acuerdo fiscal, en la que se declararon casi 32 mil millones de pesos, entre moratoria y repatriación de capitales, y remarcó que la cifra resultó «mucho más alta» de lo esperado.

Cristina, al encabezar este martes la celebración del Día de la Industria organizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en el centro de convenciones Parque Norte, adelantó los números que este miércoles oficializará en una conferencia de prensa el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

La Presidenta, en base a las presentaciones realizadas ante la AFIP hasta la medianoche del lunes, dijo que se declararon alrededor de 32.000 millones de pesos, de los cuales más del 53 por ciento correspondieron a la repatriación de capitales.

«Hemos llegado entre moratoria y blanqueo o repatriación (de capitales), como se quiera llamar, casi a 32.000 millones de pesos, una cifra mucha más alta de la que se esperaba recaudar y donde la repatriación o blanqueo ha sido más importante que la moratoria, 17.000 millones de pesos», señaló Cristina.

«Les voy a dar una primicia antes que lo haga el titular de la AFIP. Se acogieron a este Plan que se elaboró mediante una Ley en el Congreso Nacional como corresponde, 202.000 contribuyentes, se han blanqueado ya 330.000 trabajadores argentinos que significa algo más que un número, significa la confianza que tienen los empresarios que blanquearon a esos trabajadores, en el proceso económico y en la actividad futura de la Argentina», subrayó la Presidenta.

La posibilidad de adherirse al denominado Acuerdo Fiscal se extendió entre el 1 de marzo pasado y el 31 de agosto.

El plan se sustentó en tres ejes: plan de facilidades de pago, repatriación de capitales y regularización laboral de personal en negro. Con anterioridad la AFIP dispuso extender hasta el 28 de enero próximo el plazo de cierre para el régimen de regularización del empleo no registrado.

En tanto la moratoria y el blanqueo de capitales venció el lunes 31 de agosto a la medianoche y contó con un plazo extraordinario de dos horas durante la jornada de este martes, para que los interesados hagan los trámites en forma personalizada ante las distintas delegaciones de la AFIP.

En base a los trámites realizados vía Internet hasta la víspera, en la moratoria impositiva se declararon tributos por 14.800 millones de pesos, mientras que en el blanqueo de capitales el monto ascendió a 17.200 millones de pesos.

Este miércoles, en una conferencia de prensa prevista para las 9,30 en la sede de la AFIP, Ricardo Echegaray dará a conocer los números finales del Acuerdo Fiscal, con los detalles respecto al destino que los contribuyentes que darán a los fondos declarados.

A través del Plan de Facilidades de Pago o Moratoria, los contribuyentes con deudas al 31 de diciembre de 2007 podían regularizar su situación evitando multas y demás sanciones de intereses resarcitorios.

La cancelación de estas deudas se puede realizar al contado o mediante la financiación en hasta 120 cuotas con un interés mensual del 0,75 por ciento.

La repatriación de capitales, por su parte, contempla la exteriorización a través de una declaración jurada de la tenencia de monedas extranjeras y de bienes tanto en el exterior como a nivel local.

El blanqueo -con el que los contribuyentes quedan liberados de toda acción civil, penal y administrativa, según especifica la ley votada por el Congreso- se realiza a través de un pago único y definitivo de un «impuesto especial» creado para tal fin.

El plan contempla una escala de alícuotas de van del 1 al 8 por ciento según la afectación que se dará a esos fondos. Si la exteriorización tiene como destino un blanqueo sin ingreso al país, la alícuota fue fijada en el 8 por ciento del monto total.

La tasa baja al 6 por ciento en la declaración de capitales sin destino específico; del 3 por ciento si se destinan a la compra de títulos públicos y del 1 por ciento para la construcción de inmuebles o compra de viviendas.