¿Alguna vez ha conocido a alguien sumamente encantador, pero egocéntrico y manipulador e incapaz de una relación profunda con quienes lo rodean?

¿O alguien con una exagerada autoestima, explotador, controlador y embaucador e incapaz de sentir culpabilidad o remordimiento?

Estas son las características de los casi psicópatas: individuos que no son criminales o asesinos y no han recibido un diagnóstico de psicópatas.

Pero pueden llegar a causar más daño que los psicópatas diagnosticados.

Eso es lo que afirma el doctor Ronald Schouten, profesor de psiquiatría de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard y autor del libro «Almost a Psychopath» (Casi un psicópata).

Estos individuos, dice el autor, están en todas partes, son nuestros políticos, nuestros compañeros de trabajo, nuestras parejas y amigos.

«Y pueden causar mucho daño por la forma en que son capaces de engañar y manipular a los demás», le explica el autor a la BBC.

Cuando se habla de un psicópata se habla de un individuo que exhibe conductas antisociales extremas.

Este trastorno mental -dice el psiquiatra- se caracteriza por la falta de capacidad para sentir empatía o remordimiento y por la continua violación de los derechos de los demás.

Para un psicópata, los demás seres humanos son objetos que deben ser ignorados o utilizados para lograr sus propios objetivos o la satisfacción de sus intereses.

Un casi psicópata presenta algunas de estas características y aunque puede no causar daños físicos, el impacto emocional en sus víctimas puede ser enorme.

«Todos sin duda en algún momento de nuestra vida manipulamos, mentimos o engañamos a alguien más, en menor o mayor grado», expresa el doctor Schouten.

«Esto es algo normal en cualquier ser humano. Pero un casi psicópata es un individuo que presenta estas características continuamente, en todos los aspectos de su vida y en un grado suficientemente grande para dañar a los demás».

«Uno de los signos característicos de un casi psicópata es la falta de sinceridad, el encanto superficial y grandiosidad con que se presentan ante los demás».

«Y sienten que lo que están haciendo está perfectamente bien, que son personas especiales, que son extraordinarios y pueden lograr lo que quieran en la vida».

Los expertos calculan que cerca de 1% de la población mundial presenta tendencias psicópatas y muchos progresan en su vida para convertirse en asesinos o criminales.

Es difícil que un individuo común y corriente se encuentre en su vida con un psicópata.

Sin embargo, según el doctor Schouten, sí hay muchas probabilidades de que nos encontremos frente a frente con un casi psicópata.

Por eso el psiquiatra decidió reunir la evidencia científica disponible sobre esta forma de psicopatía -y su propia experiencia en la clínica- para ayudar a la gente a identificar y saber como enfrentar a un casi psicópata.

El libro también presenta estrategias para los lectores que sientan que caen en este espectro de la psicopatía y «ayudarlos a cambiar su conducta».

El problema, dice el investigador, es que los casi psicópatas a menudo son muy exitosos en su vida y a pesar de la acumulación de víctimas que dejan a su paso, difícilmente intentan cambiar sus conductas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here