Fue en una de las turbinas del avión presidencial e impidió que Cristina de Kirchner pudiera viajar anoche a El Calafate, donde tenía previsto pasar el fin de semana.

Cristina llegó poco después de las 18 a Río Gallegos, donde aprovechó para visitar el mausoleo donde descansan los restos de su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner.

Tras unas diligencias familiares, la jefa de Estado llegó al aeropuerto local «Piloto Civil Norberto Fernández» después de las 20.40, con el propósito de trasladarse a El Calafate.

 

Si bien la Presidenta llegó a subirse al avión, después de media hora tuvo que descender por indicaciones de los pilotos, ya que la aeronave presentaba desperfectos en su turbina izquierda.

Con la noticia de su frustrado vuelo, Cristina Fernández de Kirchner retornó a su residencia en esta capital.

Esta noche no se informó cuándo finalmente la mandataria podría cumplir su objetivo de viajar hacia su «lugar en el mundo», como alguna vez definió a El Calafate.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here