Renuncian el director y vice del Banco del Vaticano

Pocos días después de que Francisco nombrara una comisión para investigar a la entidad, sospechada de fraude y lavado, Paolo Cipriani y Massimo Tulli presentaron su dimisión.

Banco del VaticanoEl director general del Instituto de Obras Religiosas (IOR, el banco vaticano), Paolo Cipriani y su vice, Massimo Tulli, presentaron su renuncia, aceptada hoy por la Comisión de los Cardenales y del equipo de superintendencia.

«Después de muchos años de servicios, ambos decidieron que este acto sería hecho en el mejor interés del instituto mismo y de la Santa Sede», indicó el comunicado oficial.

El hecho adquiere capital importancia al ocurrir pocos días después de que el papa Francisco creara una comisión de cinco miembros para que investigue el IOR, cuestionado desde hace décadas por sospechas de que sirve para el lavado de dinero.

En sus 71 años de historia, el Banco Vaticano fue vinculado al fraude y al lavado de dinero y está siendo investigado por los jueces italianos.

Según se informó, la Comisión especial sobre el IOR «tomó nota de esta decisión» de sus autoridades.